Construyendo colectivamente o no y pasión 2.0

Esta semana me he descubierto hablando apasionadamente de mi experiencia 2.0. (Dospuntocero por llamarlo de alguna manera porque en el último tiempo leo la etiqueta refiriéndose a dinámicas horizontales independientemente que se den en internet o no. Antes ya ocurrió con “actividades participativas”, “metodología feminista”, “inclusividad”,…)

Déjenme escribir como un recién llegado. Siempre trasteador pero un blogeador novato con apenas medio centenar de posts. Sorprendido por la calidad y cantidad de experiencias de encuentro en esta “redderedes”. Algo de esto ya lo confesaba con fervor hace unos días en este mismo lugar.

Taller trabajo en red en Oviedo by gallas
Taller trabajo en red en Oviedo by gallas

Ya me pareció estremecedor el post número 100 de Amalio. Un ejercicio precioso y didáctico de texto rico y matizado gracias a la participación de tanta gente precisamente sobre la reflexión colectiva. Muy recomendable!!.

Lo que está ocurriendo con la llamada de ayuda de Genis Roca para reflexionar sobre la administración 2.0 me levanta de la silla y me obliga a aplaudir con las orejas.

Además en esta ocasión las fuentes son más y complementarias: la discusión en su blog, trabajos en paralelo en otros blogs amigos y un grupo de discusión en facebook. Por supuesto todo amplificado por sus fieles seguidores a través de nuestras cuentas de twitter.

Y como cuando utilizábamos aquel método ¿Delphi? o cualquiera de sus hermanastras, coge toda la información, la ordena, le da forma y nos la vuelve a proponer para que podamos matizar y seguir trabajando. Además reconociendo a cada persona que ha escrito su pequeña aportación (chapeau)

Un amigo y en un ejercicio de sistematización interesante decía algo así como que nuestro trabajo debía de enfocarse en “escribir algo que recoja la realidad pero que huya de las generalidades y la descripción para descubrir lo significativo. Lo nuevo que aprendemos” Su frase era mejor ;D . Lo que hemos aprendido en la dinamización más “física”, “en directo” nos tiene que servir para movernos en esta nueva realidad. Os daba un par de ejemplos, los más cercanos en el tiempo, de una buena factura. Otro buen amigo habla de la suerte que hemos tenido siendo una generación que conoce el mundo de lo analógico y lo digital.

Sabemos que estas herramientas son martillos con los que podemos clavar clavos para construir muebles funcionales y preciosos. También hemos oído que con uno de estos podemos abrir cabezas.

Y es que claro, no todo es oro lo que reluce. Otras convocatorias, bien fundamentadas e incluso brillantes, se quedarán en agua de borrajas. Y es que no solo hacen falta buenas ideas. Estos ejercicios de construcción colectiva solo se pueden dar si somos capaces de convocar a una red suficiente. Y no es sencillo. Nos vamos haciendo con un pequeño grupo de personas al que seguimos porque no somos capaces de seguir a más, tenemos que hacer esa dieta de la información de la que nos hablaban hace unas semanas. La blogosfera es inabarcable. Leía hace unas semanas en microsiervos sobre cuanto papel necesitaríamos para imprimir toda la internet.

Otras veces convocas a las personas pero cuesta que participen seguramente porque llegaste a ellas con otras motivaciones pero la herramienta y el espacio no les invita a decir nada.

De vez en cuando alguien se cuela en el ranking y atendemos a sus ideas porque algo vimos en alguna frase. Se me ocurre que de vez en cuando podíamos hacer una lectura desordenada e intuitiva de blogs que no están en mi carpeta de favoritos. Un viaje a “lo loco” y además con ciertas reglas. Por ejemplo, dejaremos un comentario en aquellos que nos hayan retenido un momento por su interés y tengan su cuenta a cero.

Seguiremos haciéndonos un hueco, je. Algún día os pediré que me ayudéis sobre algún tema. Me lo currare, provocaré con un texto rico y con preguntas y os pediré que juguemos juntos. Para mí es un placer. Gracias.

Arte y realidad

Son semanas de mucho ajetreo. La normalidad me va invadiendo y yo me dejo. Estoy bastante bien, otras veces he llorado más el primer día de zapatos.  Hay cosas que diferencian este Setiembre de otros. Entre ellas que he recuperado el deporte. No sé como no lo habia echado de menos antes. Supongo que los pequeños bienestares, a veces, no te dejan percibir los grandes.

Tengo tiempo para seguir trasteando. Me siento un poco «seco» para escribir y redescubro el placer de leer vuestras pequeñas historias en blogs y twitter  (juego como no lo habia hecho antes con los RT y replys, otro mundo paralelo muy divertido y terriblemente nutritivo) y aportar ideas en una reflexión que cada vez se hace más grande, matizada e interesante.

Algo me ha hecho darle al boton de «New post». Leía ayer un post de Alfonso muy divertido sobre las personas, organizaciones y series de TV. Me recordaba a unos parrafos de un texto de Juan José Millas sobre Cachemira publicado en «el pais semanal» del domingo seis de setiembre (en ese en el que sale Michelle Obama con tres reflejos de pantallazos luminicos en sus pupilas que la hacen parecer una extraterrestre). Os lo regalo al final del post.

Hace unos días os hablaba de Hundertwasser y mi árbol seco. Una conversación que me llevo a intercambiar más conexiones con Silvia y a regalarle un enlace a un pequeño texto en el que esbozaba mi particular historia con la creatividad y la plástica. Retomaba algunas ideas claves de la relación de ayuda con reflexiones de tres artistas significativos para mi personita. Algunos/as lo conocereis, para los que no, ¡buen provecho!. Me provocan para que siga explorando las conexiones y dinamizar algun encuentro formativo sobre el tema. El texto esta inacabado, este curso puede ser el que me lleve a escribir algo más.

A veces tengo la sensación de que no es la realidad la que escribe, dibuja o pinta. Si no que son las pinturas, los escritos y dibujos los que configuran mi realidad. Y me gusta que sea así.

Os regalo también una pequeña presentación que hice por aquellos días para introducir a unos buenos amigos en la obra de Jorge Oteiza. Para mi tiene sentencias maravillosas. Fragilidad y fortaleza, dulzura y provocación.

Aquí el texto de Juan Jose Millas:

Ya en la calle, se me acerca una niña india hiperrealista, como si hubiese salido de la cabeza de Antonio López o del pincel de un pintor flamenco. Quiere rupias hiperrealistas, que no llevo, por lo que le doy dólares impresionistas que celebra con asombro. El tráfico y las calles son realistas, a secas; costumbristas más bien. Se detiene uno cinco minutos en una esquina (es lo máximo que se puede permanecer fuera del coche sin perecer de asfixia) y ve pasar ante él cien estampas que ha visto previamente, antes de viajar a este lejano país, en enciclopedias y libros de viajes. La miseria es costumbrista, el cemento agrietado es costumbrista, las ratas son costumbristas. Cuando un golpe de calor mata a alguna de las personas que viven en la calle (las hay a millones y mueren como moscas), la recogen unos señores realistas y santas pascuas. Aunque no es fácil mitificar el realismo costumbrista, muchos extranjeros lo consiguen gracias a la espiritualidad. La espiritualidad es surrealista si tenemos en cuenta que en este país hay trescientos millones de dioses, todos en activo.

Domingo+comic=Persepolis de Marjane Satrapi

Esta semana he vuelto a ver cine aunque sea en la pantalla pequeña. Y es que hace meses que solo disfruto de producto para TV. La gente que me ha leido en twitter y facebook ya sabe de mi engancha absoluto a «The Wire». Será que ya atacamos a la quinta temporada y ultima y quiero que termine tarde, será que la trama situada esta vez en medios de comunicación me engancha menos, algun cambio brusco en la manera de estar de un protagonista… mi cuerpo me pedía un poco de descanso.

Me he comido dos platos. Uno los abrazos rotos de un director que cada día me gustaba más. O me ha pillado en mal momento o es una pelicula lenta como el caballo del malo y más plana que una tabla de cocina. No me ha gustado nada. He conseguido disfrutar con alguno de esos fotogramas que nos regala el manchego cada equis minutos. Homar tocando la pantalla dónde reproducen sus ultimos segundos junto a la Cruz pasados a camara lenta. Las fotografias rotas encima de la mesa. Ese polvo cubiertos por las sabanas…

persepolisComo es domingo y uno quiere recuperar buenas costumbres os hablo de la segunda pieza. «Persepolis» versión animada del, ya clasico, del comic de la iraní Marjane Satrapi. Yo me hice con la primera edición por fasciculos que sacó la editorial Norma. Hoy esta más barata y en un solo volumen. A mi me parece una obra perfecta para regalar. Una narración en primera persona, absolutamente subjetiva (a mi son las historias que me importan) sobre la revolución islamica que acaba derrocando al Sha, la imposición envuelta en una interpretación absolutamente rigida y arcaica de la religion, los atajos para vivir la vida, la militancia politica y sus consecuencias, la experiencia de una adolescente en una tierra que no es la suya, …

Tengo pendiente «El Sha» de Kapuscinski. Esta empezado pero no ha habido energias. Lo poco que avancé prometía infinito. Buenos amigos me la recomiendan como una de sus joyas. No puedo dejar de recordar, atendiendo a la revolución islamica en Irán, el excelente ensayo de Amin Maalouf «Identidades Asesinas». Si ya sé que soy un poco pesado con esta obra pero es que es tan esclarecedora…

Satrapi tiene tres obras publicadas en castellano. A la conocida persepolis se le une «pollo con ciruelas» y «bordados». Ambas obras más sencillas. Más conseguida la primera que la segunda a mi entender. La historia de un musico y sus penurias para sobrevivir sin su tar. Quizás alguno/a recuerde a esta autora porque el día 16 de Junio del año 2009, a raíz de los sucesos ocurridos tras las elecciones en Irán, disputadas entre Mahmud Ahmadinejad y Mir-Hossein Mousavi. La historietista ofreció una conferencia en Bruselas criticando duramente el posible fraude electoral que provocó dichos acontecimientos.

La animación me parece muy respetuosa con la tecnica que plantea sobre el papel y además creo que consiguen reforzar aun más las sensaciones y emociones con la musica, transiciones, … A mi me ha gustado mucho. Sé que no hablo de novedades. Quizás haya alguien que aterrice en este blog que aun no haya disfrutado de este trabajo. Animo!

Hace menos tiempo he disfrutado de «el juego las golondrinas» de la Libanesa Zeina Abirached en sins entido. Las similitudes son muy obvias y también lo son en el uso del blanco y negro y ciertas maneras de representar sus mundos. En algun lugar he leido que ambas son herederas de una manera de entender el dibujo en sus respectivas culturas.

metralla_portadaUniendo en un ejercicio de reconciliar pueblos enfrentados por las torpezas e intereses mezquinos incluyo en el mismo post a la israelí Rutu Modan. Su manera de expresarse es muy diferente. Lineas finas y color. En «metralla» cuenta la historia de dos personas buscando a un tercero posible victima de un atentado. A mi me gusta su dibujo por cierto sabor como añejo, no sé. Me gusta. (Hay quién le recuerda su estilo a los folletos para «su seguridad» en los aviones) Su segundo album publicado también en sins entido, «Jamilti» tiene alguna historia corta encantadora.

Bueno. En la obra de Satrapi a mi me emocionó la noche anterior al día en el que la pequeña protagonista se marcha a vivir al extranjero. Su abuela duerme con ella y cuando se deshace del sujetador caen un montón de flores que ella guarda en sus sosten a diario. Poesia.

Actualización: Ahora recuerdo la iniciativa de Persépolis 2.0 que se movió por internet hace unos meses. Sina y Payman dos exiliados iraníes pidieron permiso a Marjane Satrapi para crear una versión de su cómic  y contar la revuelta contra las elecciones dominadas por los ayatolás y Mahmud Ahmadineyad.

Diez ideas sobre 2.0 y organizaciones

Ha coincidido, no soy un gran experto en la materia, incluso hay quien diría que esto es intrusismo profesional, en las últimas semanas ando de lleno introduciendo algunas herramientas dospuntoceristas en un par de organizaciones amigas.

Llevo tiempo recopilando información de cara a una sesión formativa en un curso online con la gente de bolunta dirigido a entidades del tercer sector. Cuando tenga algo más escrito lo compartiré. De hecho es vuestro, espero devolverlo más o menos ordenado, limpio y suficientemente provocador.

La experiencia que he ido acumulando en los últimos años como “usuario trasteador” y las lecturas de vuestros blogs, twitters, presentaciones,… me han ayudado a hacerme con un pequeño mapa de herramientas y una gran red de personas en movimiento. Herramientas, personas y… valores. En esta manera de entender nuestra presencia en internet he encontrado un ejemplo enorme de ganar-ganar. Pensar en hace unos años, quién encontraba un documento interesante accedía a una información que lo diferenciaba de los demás y lo ponía en un lugar de más poder. Compartirlo era perder.

atea by gallas
atea by gallas

Estamos destrozando esta manera de entender el vínculo información-poder con una práctica cotidiana de construcción colectiva de conocimiento. Aprendemos más, más rápido, desde ejercicios de debate llenos de matices y visiones subjetivas y el dar y recibir se compensa con un equilibrio muy interesante.

Hace unas semanas escuchaba a Lorena en el programa “NikdutNick” una reflexión sencilla pero expresada con mucha rotundidad:  “Se habla de herramientas colaborativas, (…) primero tiene que haber un cambio de concepto, de mentalidad para que empiecen a usar esto. (…) “Vamos a poner un wiki” pero realmente ¿la gente sabe trabajar colaborativamente son necesidad del wiki?. Si no sabe hacerlo en la vida en la vida “offline” tampoco lo va saber hacer online”

Quiero compartir algunas reflexiones que se derivan del trabajo en estas iniciativas y también de la transcripción de los apuntes (si literal, mientras él hablaba y echábamos un café yo escribía en mi cuaderno) que tome hace unos meses en una conversación con Paul Ríos. En estos días vuelven con mucha fuerza esas ideas. Lo dicho, diez ideas resultado de esa conversación y además otras producto de experiencias de acompañamiento en las ultimas semanas:

  1. Transmitir que supone esta inversión en otra manera de entender la presencia y navegación en internet es complejo y a menudo existen pocos puentes por dónde acceder a lugares conocidos por la persona a la que acompañas. Hablábamos de los valores que sostienen esta manera de estar, creo que a veces es más prosaico todavía. Es una virtud de los electrodomésticos. Hay gente que no sabe poner una lavadora, otra programar un dvd, quien quema camisas con la plancha, algunos no saben abrir un adjunto de un mail,… Otros compramos por internet, no hemos comprado un periódico en papel en los últimos 2 años, en nuestros favoritos hay un porcentaje importantísimo de bitácoras personales,… Hablamos en lenguajes distintos. Busquemos referencias offline. A mí me ayuda este video o este otro. No siempre es suficiente.
  2. Obviamente optar por esta manera de estar exige estar en sintonía y hacer propios los valores más 2.0. Me refiero a la idea de trabajar compartiendo, colaborando… La gran revolución de esta historia. Si hay resistencias de este tipo no hay nada que hacer. Pero es muy difícil que te hayan llegado a conocer tan siquiera. ;D Nos llevan también a otras maneras de participar alejadas de aquellas de nuestra época de «militantes». Significa estar abiertos a diferentes maneras de estar, niveles e intensidades,…
  3. La pregunta principal, una vez más, es ¿Paraqué?. Aquí Paul fue muy rotundo. A veces saltamos a la caja de herramientas sin saber si queremos martillear o atornillar y le damos con los primero que tenemos a mano. Queremos difundir, tener mayor presencia, crear red, hacer participes a colaboradores y clientes de nuestro proyecto, … La planificación es clave absoluta del éxito de nuestras iniciativas. Esta el www lleno de paginas abandonadas y blogs sin visitas.
  4. Estas herramientas no pueden sustituir a las de “todalavida”. Son complementarias. Estaríamos perdiendo a esas personas que no viven en esta “ciudad de cristal”. Además sabemos que las conexiones que realizamos en internet se pueden potenciar con una presencia actualizada en web a través de redes sociales y otras plataformas. Y también tenemos experiencia de lo contrario. Del contacto más personal complementado al que se da en la red.
  5. Es una actividad que requiere frescura, dinamismo, ganas por estar presente de manera cotidiana,… A veces esto es un problema en estructuras grandes dónde la comunicación externa tiene varios responsables y hay distancia entre la actividad final y el resto de servicios internos. Internet, y más su versión 2.0, es una red de personas. Creo, y también me lo contaba Paul, que los perfiles personales son más agiles. ¿Que historia quiero contar?. Conectas mejor con otros interlocutores y además, siendo responsable de lo que cuentas, no necesitas de la aprobación de un tercero. Incluir en la reunión un apartado de ¿Qué vamos a comunicar esta semana? e incluir estas herramientas como vías de difusión es una manera interesante que debería de complementarse con permitirnos cierta interacción más autónoma con la red. Las posibilidades de los blogs internos y el microblobbing son harina de otro costal. Creo que esto si está más desarrollado aunque sea vía intranets.
  6. La red de redes tiene la virtud de romper con las barreras más físicas e incluso las del prejuicio en un primer momento. Me explico poniendo un ejemplo. No es necesario conocer a un político de un determinado partido político para interactuar con él sí ha abierto un blog o un perfil en una red social. Puedes acercarte, leer sus opiniones, aportar las tuyas y discutirlas. Este ejercicio es impensable en este país sin mediar una pantalla de ordenador. Que la experiencia sea de encuentro o de desencuentro responde a diferentes factores. Corremos el riesgo de optar por blogosferas que se retroalimentan y evitar otros vientos que pudieran llevarnos a lugares diferentes. Como siempre hay inercias y luego apuestas por una manera de estar.
  7. A veces estas herramientas pueden desestabilizar un poco. Son nuevas e invitan a algo nuevo. Además a veces todo lo que se hace con un ordenador parece que depende del equipo de informáticos cuando son realmente TICs y a disposición de cualquier usuario.  Esta propuesta si es algo es un viaje colectivo. Antes o después hay que sentarse y pensar en cómo queremos utilizar esta línea de trabajo. Yo soy más partidario de lanzar un prototipo, comenzar por un par de iniciativas pequeñas, ligadas a motivaciones personales, con toda la información a quien corresponda y encuentros para aprender desde las experiencias y retomar las iniciativas.
  8. Una pregunta importante es la de ¿esto me va a llevar mucho tiempo?. Habrá sonrisas entre lo/as lectores/as. La respuesta es sí, todo el que tú quieras dedicarle. La blogosfera y redes sociales son inabarcables. Hace poco leíamos en microsiervos la pirámide la “jerarquía de distracciones digitales” . Buenísimo. Encontrar el equilibrio es una meta interesante y seguro que hay valientes testimonios, yo no sé mucho de eso. Lo que sí observo es que hay un equilibrio importante entre lo que das y recibes. Si dedicas tiempo, compartes calidad y aportas, recibes.
  9. Lo comentaba hace poco en otro post. En este zoco del siglo XXI se puede hacer de todo. Tiene un potencial absoluto para ayudar a crecer mentes y corazones. Compartes conocimiento y también es un excelente lugar para comenzar y afianzar alianzas. Para tejer relación.
  10. Como último aprendizaje. Relativicemos esta apuesta que nos parece tan interesante. La vida continúa y está llena de gente desconectada. Como nos recuerdan en http://www.toby-ng.com/graphic-design/the-world-of-100/ si el mundo fuera un pueblo de cien habitantes solo siete tendrían ordenador.

club by gallas
club by gallas

Al final ha salido un decálogo ;D Seguro que otros/as habéis abordado el tema desde otro lugar y llegado a ideas similares. Estas han sido las mías, ayudado de las organizaciones, las personas y aquel café con Paul. Hasta aquí por hoy. ¿Quién da más?. ¿Recomendáis otros enlaces?. ¿Alguna reflexión más?

Culpa, inocencia y crecimiento

Estos días una de las luces que mantengo a mi alrededor es la reflexión que Bert Hellinger hace de las relaciones y los procesos de premio y castigo que se dan para que los sistemas permanezcan. Sobre todo me resuena el sentimiento de culpabilidad que acompaña cada decisión que nos aleja de los caminos y las relaciones de “toda la vida”, separarnos de lo que conocemos y pisar otros terrenos.

equlibrio sistémico by gallas
equlibrio sistémico by gallas

Ahonda en la premisa sistémica de homeostasis. Los sistemas, las personas, las organizaciones, vivimos en un equilibrio precario bombardeado de nuevas y provocadoras experiencias. La decisión –por decirlo de alguna manera- tiene dos posibles salidas: Aceptas la nueva información, revolucionas tus creencias, entras en crisis y recolocas todo en un nuevo equilibrio más amplio, más matizado, integrando ideas que parecían contradictorias, abandonando alguna idea mágica y creciendo, o cierras las puertas a eso que consideras una distorsión y decides permanecer, más estrecho pero permanecer.

Hellinger matiza este proceso, necesario para el crecimiento, explorando la parte más intuitiva y los posos más “emocionales” de las apuestas que rompen con lo que éramos. Vuelvo a compartir un texto que traslada la experiencia en contenido y forma mucho mejor de lo que yo pueda hacerlo hoy.

“En el trato con personas y grupos nos vincula un “sentido que sabe” que nos mantiene en relación con ellos, impulsándonos y dirigiéndonos constantemente. Es comparable a aquel otro sentido sapiente que, en contra de la fuerza de gravedad, nos impulsa y dirige constantemente para mantener nuestro cuerpo en equilibrio. Bien podemos, si queremos caernos hacia delante o hacia atrás, hacia la derecha o hacia la izquierda, pero un reflejo nos obliga a buscar la compensación antes de producirse la catástrofe, centrándonos a tiempo.

Asimismo, existe un sentido superior a nuestra voluntad y a nuestros deseos, que vela por nuestras relaciones. Al igual que un reflejo, tiende a la corrección y a la compensación en cuanto nos desviamos de las condiciones necesarias para una relación lograda, poniendo en peligro nuestra pertenecía al grupo. Al igual que nuestro sentido del equilibrio, este sentido relacional percibe al individuo junto con su entorno, distingue el espacio libre y los limites, y nos guía a través de los sentimientos de placer y desplacer.

Culpa e inocencia, por tanto, se experimentan en relaciones y se refieren a relaciones, ya que todo actuar que repercute en otros va acompañado de un sentimiento sapiente de inocencia o de culpa. Comparable al ojo que, al ver, constantemente distingue entre claridad de la oscuridad, este sentimiento en cada momento distingue si nuestro actuar perjudica o favorece la relación. Así, pues, sentimos como culpa aquello que perjudica la relación y, como inocencia, lo que la favorece.”

Y en otro momento recuerda que “Inocencia y culpa no son lo mismo que “bueno” y “malo”. Frecuentemente es más bien al revés”. Crecer significa coger distancia de algo que fue bueno, que fue nuestro, mío. Hay una idea mágica que yo compré hace mucho tiempo; haciendo bien las cosas y cuidando a las personas, estas me van querer más. Mágica en la medida que hay parte de la premisa que no está en mis manos y por lo tanto jamás podré controlar y además porque santifica al equilibrio, al que las cosas permanezcan como están y me imposibilita hacer el «daño suficiente» para seguir creciendo.

De momento estos son mis dolores. En el libro de los “ordenes del amor” y sobre la evolución del libro de “la psicología de las masas” de Le Bon a otro del mismo autor “La psicología de las elites” dice Hellinger que la diferencia está en que “no buscan culpables, sino que en seguida se hacen cargo de las consecuencias de su propio comportamiento. De esta manera, siempre disponen de la capacidad de actuar. Pero desgraciadamente, sólo unos pocos pertenecen a la élite”.

Mi balcón y mi blog hablan de mi cuando están callados

Hace unos días y ante un comentario de Julen sobre su interés por la transparencia en redes sociales y blogs yo respondía matizando lo que yo consideraba una desnudez limitada y planificada. La sensación es bastante obvia y no llego a ningún lugar nuevo, las personas y en esta nueva plaza también seguimos midiendo lo que contamos. La imagen; multitud de personas en un lugar mostrando un cuarto de sabana mientras guarda el resto.

Pudiera parecer que acentúo la parte escondida. Si, respondiendo a la idea de transparencia. No, por la importancia de esta frente a la otra. Creo que una “multitud de cuartos de sabana”, dispuestos a mostrar y manchar esas telas es algo realmente impresionante y que de esta experiencia de encuentro para crecer juntos estamos aprendiendo cosas que es difícil que se nos olviden.

Otros antes que nosotros hablaron y seguirán hablando de esta apuesta por lo “open”. A mí me interesa muchísimo y algún día caeré en la necesidad de querer aportar algo al debate. Hoy quiero enfocar hacia otro lado. La transparencia que no va de la mano de lo atado y medido. La de aquella premisa de la comunicación humana que dice que es imposible no comunicar.

Cactus by gallas
Cactus by gallas

La gente que me tiene más cerca y que pasa por debajo de nuestra casa de vez en cuando, ya lo sabe. Si miras a mi balcón sabrás en qué momento estoy. Podría valer, aunque reduce los matices, eso de cómo esta de centrado el jardinero. Hay otros síntomas más sutiles; kilos de más y de menos (uno alcanza una envergadura dónde estos vaivenes solo son percibidos por mis rodillas), ese síndrome de Diógenes pseudocontrolado de mi mesa de trabajo (del digital sufro absolutamente pero ese es más privado salvo que consultes mi delicious y veas el desastre de tags que manejo)

A lo que iba. Mi balcón es un chivato. Un examen somero hablaría de un naranjo muerto (quise emular a Hundertwasser teniendo un árbol en mi casa ya que no me dejaban personalizar mi ventana), las alegrías cayeron en el último golpe de calor esperando un agua que les llego tarde, la passiflora revivió de aquella poda radical pero no me han regalado sus asombrosas flores, los aloe-vera, y resto de plantas carnosas, siguen creciendo como mala yerba (si alguien quiere uno o dos o tres que me los pida), los geranios no están tan bonitos como los compré pero son muy agradecidos para el poco caso que les hago, el coleo esta precioso desde que entendí que le gusta más estar fuera que dentro,… A otra división pertenecen mis orquídeas. Me hipnotizan pero aun no he conseguido una segunda floración. Llevo dos años que casi lo consigo pero un primer piso en el casco viejo de Bilbao no es el mejor lugar…

Y ahora a mi balcón se le suma el blog. Si, puedo ser más o menos intimista en mis aportaciones (Se me olvido hablar en primera persona del plural o en reflexivo. Una de mis taras), algunos tuiteos están escritos desde las tripas,… Después de una semana sin escribir tenía la necesidad como de metablogear, de explicar ausencia,… Los silencios que hablan más de uno que cualquier cita o sesudo texto.

Vuelvo a pensar en Hundertwasser y su teoría de las cinco pieles. Pero si me dejais esto lo cuento en otro post…

Vivir el momento. Dejamos atrás la playa…

(Depresión) Un termino del que me parece que hoy se abusa bastante. Me inquieta y me infunde sospecha tanta manía por querer transformar lo que antes era un rasgo esencial del carácter humano en una patología. La melancolia, el humor sombrío, los momentos de desaliento forman parte de la vida de todos y pos supuesto también de la mía. Cuando los siento intento vivirlos sin hácerselo pesar a los demás. A veces son señales del cuerpo, que cuando está cansado influye en el humor. En ese caso hay que tratar de descansar algo más o quizás dar un largo paseo. Caminar siempre me ha sentado estupendamente. Me hace sentir ligero, incluso en el alma. Y además estos periodos «saturninos» son ocasiones para reflexionar sobre uno mismo, sobre el mundo. A veces incluso estimulan impulsos de creatividad. ¿Por qué entonces reprimirlos con un puñado de pastillas? (…) Al sintoma más leve, ya sea dolor de cabeza o dolor de alma, tenemos preparada la pastilla que los borra en seguida. Un sistema más rápido y práctico que aprender a soportar el dolor, sea fisico o psíquico, o tal vez tratar de conocer sus causas. En una sociedad dónde reina la eficiencia, donde nadie puede nunca «fallar», donde la enfermedad y la muerte son algo que ocultar como una vergüenza, el artificio químico, de los farmacos a las drogas, se ha convertido por un lado en el negocio del siglo, y por otro en el cómodo atajo para enmascarar lo que a menudo es desazón privada y social. Si a Rossini le hubiesen dado Prozac, quién sabe cuánta maravillosa música menos tendríamos…

Dario Fo en «el mundo según Fo»

tarragona09 by gallas
tarragona09 by gallas

Me llevó aquí leer algunos post sobre el famoso «sindrome»-conjunto de sintomas- que coincide con calzarse los zapatos tras semanas de sandalias. Utilice estas lineas hace ya unos meses para enviarselas a un amigo y me parece que el nobel-bufon esta lucido en esta respuesta.

Yo retraso todavía unas horas el momento pero como mañana será día de vuelta al colegio… unas palabritas para el alma. Disfrutemos de los encuentros con amigos, amigas y tarea. Y si estamos tristes dejemonos estar. Seguro que es interesante para nosotros/as, nuestra gente y objetivos (incluso los laborales)

Fijarnos en lo que extrañamos

Uno tiende a reparar en las cosas y a someterlas a la contemplación y a un cuidadoso examen sólo cuando se desvanecen, se van al traste o comienzan a comportarse de manera extraña o, si no, cuando le decepcionan a uno.

Bauman citando a Heidegger en «Identidad»

Redes sociales y blogosfera lugar de encuentro para el aprendizaje y la relación

Esta mañana navegando un poco, saliendo de los límites del facebook que me atrapa, pero que en verano se torna un poco más asequible, me encontraba con un post que Ritxar escribió ya hace unos días en su blog. Cuenta como nos encontramos hace unos días en una plaza de la ciudad de Tarragona mientras “terraceaba” con mi familia. Nos conocíamos porque habíamos coincidido hacia años en varios espacios formativos; en uno ambos como discentes, en otro él como docente.

Pero el saludo, lleno de afecto, no se produjo en calidad del recuerdo de aquellos encuentros sino desde la relación que habíamos creado en los últimos meses a través de posts y comentarios blogueros, “megustas” y parecidos en facebook y halagos mutuos en nuestros flickr´s…

TOT VA BÉ en tarragona by gallas
TOT VA BÉ en tarragona by gallas

Buscaba en el blog de Julen el post en el que los efluvios del pasado pusieron en mis dedos la palabra “virtual” para etiquetar las relaciones que íbamos construyendo a través de internet.

No lo he encontrado aunque de paso me he leído su último post sobre el presente y futuro de los blogs, microblobbing y redes sociales. Post provocador, rápido y brillante y aportaciones importantes todas. Destaco la de Amalio Rey. Muy interesante rescatar el valor de las aportaciones a través de blog como contenidos y reflexiones más trabajadas motor de debate y construcción colectiva en su desarrollo en forma de comentarios.

Las redes sociales y el microblobbing tienen otra ligereza que permiten, creo yo, hacer más hincapié en la otra parte de esto de comunicar. Están más enfocados a la forma. Al intercambio y a la construcción, no tanto de conocimiento, como de relación.

Semanas más tarde del “lapsus-lingue” me acercaba a tomar un café con Paul para seguir aprendiendo con él de esto de las redes (relación claramente refundada a través de estas herramientas y en los últimos meses) y me encontré con Sonia. Me contó sus proyectos de viaje (uno de ellos ya abordado, falta el gordo, ¡Suerte!). No me tuvo que contar mucho más de lo anterior porque bastante estaba ya compartido.

Hace unas semanas titulaban un  artículo de la web de BBC con el sugerente título de “Redes sociales: ¿ciudades de vidrio?”. Lo tenéis a vuestra disposición –compartir información es otra manera fundamental de construir contenido y relación- Titulo cuestionador y texto claro «Si las redes han tenido esta difusión exponencial, virósica, es porque prometen y cumplen».

Espacios privilegiados para llenar nuestras mochilas de saber –uno el de contenido y otro el de navegar por el mismo- y relaciones.

Creo además que estos vínculos se refuerzan en la medida que puedan darse encuentros “físicos”, de “losdetodalavida”. He compartido con vosotros/as algunos en este post y además os sigo y conozco otra aventuras similares de saltos complementarios de la intimidad de la pantalla del ordenador a la desnudez del contacto personal.

Larga vida a la red y sus enredos.