Los números y lo importante por Watzlavick

No puedo resisitirme a mirar las estadisticas de este retoño de blog cada vez que entro a mi “tablero” (el cuadro de mandos de esta pagina)

Me mido. No puedo evitarlo. Estoy diseñado para medirme con mi entorno continuamente.

Los números son bonitos o asi los vivo yo. Un total de 464 visitas a mis 5 entradas (6 con esta) en 7 días. El segundo día que miraba la grafica me acordé de unas líneas que recogía del maestro Watzlavick para poner un poco de cordura en la necesidad de cuantificar todo que habia llegado al trabajo de relación de ayuda.

Me ayuda para dar color a los números y hablaros del cariño, aprecio y apoyo que destilan vuestros comentarios, visitas, mails y guiños. Gracias, mil gracias. Y ahora os dejo con el de Palo Alto.

bederatzi por ti.

“La palabra mágica, sobre la que se basa la esperanza de una comprensión definitiva e independiente de los hombres y del mundo en su totalidad, es la digitalización. Para acomodar la información correspondiente al gusto del camarada ordenador, la información ha de haber sido antes traducida a un lenguaje matemático, llamado digital (del ingles digit, cifra). La idea de tal comprensión científica de la realidad real procede seguramente de Lord Kelvin, que acuñó la expresión de oro: Everything that exists, exists in a quantity and therefore can be measured (todo cuanto existe, existe en una cantidad y por ende puede ser medido).

Sin querer profundizar en ello, recuérdese que hay también otro Lenguaje: el Lenguaje de la analogía. Ya se sabe que la analogía no es ningún valor de medida, por tanto no es cuantitativamente idéntica con lo representado por ella, sino que expresa su cualidad (por lo demás aumentan las voces de alerta, también en la ciencia, que advierten que la cantidad sólo es una propiedad de la cualidad). “

“Lo malo de lo bueno”. Paul Watzlavick

Innovación en Servicios Sociales

Comparto con vosotros y vosotras la presentación con la que acompañe la ponencia del pasado 13 de mayo en Telde. Me apoyé en un texto de Fernando Fantova www.fantova.net para luego incluir otras reflexiones sobre innovación de otras personas a las que suelo leer. Acabo recuperando algo del “alma” del trabajo social.

Un encuentro muy bonito con la gente de Telde. Un grupo de personas con muchas ganas de trascender de las relaciones más “asistencialistas”, repensar su acción y apuntar a modelos de trabajo más comunitarios, dónde las personas sean dueñas de sus decisiones.

Los faros apuntan hacia los mismos escollos y la misma tierra. Ahora es tarea de todos remar para llegar a este escenario dónde la prevención, lo inespecifico, el apoyo a las redes naturales, la apuesta por el territorio como lugar de encuentro, … tengan el lugar preferente.

Yo conozco un montón de gente muy preparada, corazones calientes y mentes privilegiadas, como le recordaba a un amigo hace unas semanas, trabajando. ¡¡Animo!!