VULNERHABILIDAD

Esta manera de estar ante lo que me pasa, esta apuesta por lo pequeño, por compartir siempre lo ultimo, no repetir, experto en querer saber sobre más cosas de las que puedo, permanecer en este lugar de la tierra con la que cae, la disolución mágica del dinero, las energías invertidas en probables, la explosión de la fantasía de planificación, son el escenario perfecto para convertirme y convertirnos en expertos bailadores con la incertidumbre.

Lo hablo con otros y otras compañeras de fatigas. Sistematicemos lo que estamos aprendiendo, es un contenido y una forma muy sugerente en estos momentos. Muchas personas y organizaciones están desorientadas en esta nueva situación. Nuestra experiencia empresarial reflexionada y contrastada les interesa.

Esta sociedad liquida coge formas que le cuestan reconocer hasta a el padre de todo lo liquido.  Y en este momento ¿como aprehendemos a vivir sin saber lo que viene después?. Tiene que ver más con aprender a navegar a vela que con conocer las piezas de un motor. Atentas al viento y a desplegar la tela en uno o en otro sentido.

Y si hablásemos de bujías estaríamos más en la onda de este video que compartía mi amigo Asier Amezaga sobre la desobediencia tecnológica en Cuba.  Estar atento a lo que llega, a lo que no eliges pero llega, para coger las piezas, sus motores y aspas para resignificarlos, sumarlos, tunearlos para seguir navegando

Ascensor vulnerable en Bilbao fotografia de Asier Gallastegi

Además, y no me quiero desviar, ando en el ultimo vuelto sumergido en el mar de oportunidades para la renovación pedagógica. Cursos a profesorado, acompañamiento de equipos directivos de escuelas, participación en el master de Orientación pedagógica de la universidad de Deusto,… Además asumí el reto de escribir un texto sobre la aportación de la perspectiva coach en la adquisición de competencias genéricas en el marco universitario.

Una pregunta menos comentada por este blog ¿Se puede enseñar a vivir de esta manera? ¿Se puede adquirir/entrenar la VULNERHABILIDAD? Esta es una de las preguntas a las que intento esbozar respuestas en el texto. Prometo compartir más cuando vaya avanzando.

Tengo muchas ideas en la cabeza. Comparto solo dos referencias singulares que por diferentes motivos rescato en este momento:

  • Y mira que leo libros más técnicos pero es que las frases que más se me repiten en esta historia son las que escribe Alesandro Baricco a lo largo de su ensayo “Los Bárbaros”. Por ejemplo: “Es como si los cerebros hubieran comenzado a pensar de otro modo: para ellos, una idea no es un objeto circunscrito, sino una trayectoria, una secuencia de pasos, una composición de materiales distintos. Es como si el Sentido, que durante siglos estuvo unido a un ideal de permanencia, sólida y completa, se hubiera marchado a buscar un hábitat distinto, disolviéndose en una forma que es más bien movimiento, larga estructura, viaje. Preguntarse qué es algo significa preguntarse qué camino ha recorrido fuera de sí mismo” (2008 pag.110) ¿Un video para abrir boca?
  • En este articulo de esta misma semana en el periódico “El País”; “Emociones para encarar lo inesperado” apuntan algunas claves interesantes. Quizás no sean nada nuevo pero si sugerente que aparezcan en un diario. “No hay respuestas para el futuro, pero se puede aprender cómo solucionar los problemas”. “Las nuevas generaciones se verán forzadas, más que las anteriores, a demostrar sus habilidades sociales. (…) pero sobre todo lo que muta es el mundo que nos rodea y los profesores y los padres están obligados a prepararles para el futuro. ¿Cómo será este? La activista del aprendizaje independiente Kio Stark señala cuatro claves para el éxito de la educación emocional: se aprende más en grupo que solo, en muchas profesiones disminuye la preparación académica, las experiencias de instrucción recordadas con más cariño son fuera del aula y los más felices en aprender son quienes lo hacen porque están motivados internamente, no los que buscan la recompensa de otros.”

Antes de cerrar el post aprovecho para recordaros una campaña de microfinanciación en goteo que recauda fondos para dar continuidad a una iniciativa que esta en la linea de lo que compartimos en este texto: COPYLOVE. Animense :D

Y por ultimo, vosotros y vosotras ¿Qué hacéis para aprender y acompañar a aprender la VULNERHABILIDAD?

7 Responses to VULNERHABILIDAD

  1. Muchas gracias por mencionarme.

    Lo “aprender a navegar a vela” me ha gustado. De lo leído en tu post deduzco la confianza que tienes en las personas.

    Lo que yo hago para acompañar la VULNERHABILIDAD es intentar empatizar con la cotidianidad de las personas, fiándome sobre todo en las cuestiones que nos generan cansancio.

    Un saludo

  2. Es interesante lo de la confianza en las personas… Tengo suerte me muevo en lugares dónde fuimos construyendo circulos virtuosos :D No me concibo de otra manera y diciendo esto, he aprendido a protegerme. Entiendo que lo que algunas personas hacen es actuar de la unica manera en semejante esceneario y con ese guion. Y sabiendo que es algo que no va tanto con ellas como con el contexto, permanezco atento. Si me veo demasiado atento, intento cambiarlo y si no puedo lo dejo y me voy a otro lugar. Por espacio y personas va a ser :D :D :D
    Y ¿te fias de lo que nos cansa o te fijas? :D

  3. Me fío y me fijo, los contextos no favorables me dan pistas de que hay alguien que tiene que encajar algo. Es cuando para mi, llega el momento de apartarme y esperar que lo que tenga que suceder suceda.

  4. Pingback: No olvides la resiliencia en tu empresa - Innodriven - We Drive Innovation

  5. me gusta la ecuación de la vulnerabilidad en ciencias ambientales: sensibilidad X exposición – capacidad de respuesta. O sea, q si eres insensible, no te expones y además tienes lista la lista de soluciones, no eres vulnerable. Guay para un ecosistema coralino, quizá, pero vaya caca para un ser humano. Me gusta más la ecuación de la resiliencia: diversidad X potencia +capacidad de adaptación. O sea, estar abierto a lo distinto, poder y saber cambiar, quizá no en lo esencial pero sí en lo demás, y, que es lo esencial? Estamos dopados de misión resiliente,y para ese ecosistema coralino, sobrevivir a lo mejor es suficiente misión, pero no para el ser humano. La habilidad de ser vulnerable de la q hablas debe ser sensible y empática, además mostrarse con realismo y sin respuestas dadas, dejando al ser emerger. Pero además debe incluir al otro, a los otros y a las diferencias más diferentes, afinando en las afinidades esenciales de valor, y recordar q poder no es sólo ser fuerte, sino también flexible y resistente, y ceder, ser dúctil y adaptarse, como el water, my friend de Bruce Lee. Desidentifícate de las formas. Abraza la muerte de lo q eres ahora y cambia a lo q puedas ser. Buen deseo para un 31 de diciembre. Desde el PIN!

  6. Incertidumbre, escucho la palabra incertidumbre. Carecer de certidumbres, de certezas, dejar de controlar. Planificar menos y andar más. Atentos al paso y no al mapa. Fijar un destino y olvidarlo. Inventar una ruta y andar. Lanzarse y saltar. Vértigo. No esconderse en los proyectos. Reconocerse y alegrarse.
    Buen post, salud, Asier !!!
    ;; orbe

  7. Pingback: La petite mort | enredando+korapilatzenenredando+korapilatzen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>