Política; 15m, periodismo, lideres carismáticos, lenguaje y felicidad.

Anoche me acosté tarde (hoy me pasa parecido). En Madrid miles de personas se reunían entorno a una plaza tomada por la policía.

Apenas he hablado en el blog sobre esta indignación organizada. Mis cuentas de Twitter y Facebook sacan humo retuiteando y compartiendo información de la que no llega a través de otros medios de comunicación. A mi dirección de mail llega el movimiento en Bizkaia y en mi barrio.

A mi no me da el cuerpo para estar. Me limito a un par de visitas con los crios a la asamblea de la plaza Arriaga hace unas semanas y el “ciberactivismo” más compatible con mi momento de ciclo vital.

Seguramente por eso no me animo a escribir. En el ultimo tiempo me asusta convertirme en un teórico sin practica. Así que pongo cascabeles a los lados del camino.

Me animo a reflexionar sobre POLITICA (si, parece estúpido tener que explicarlo pero esto es acción política por mucho que algunos –incluso la izquierda trabajadora- sigan pensando que es de su patrimonio exclusivo), una vez más e impulsado por la lectura de algunos textos y dibujos.

Viaje de Sisifo y Gunter Grass

Hace unos días leía este articulo de Gunter Grass en el periódico “El país”. Lo recordaba viendo la enorme distancia entre lo que transmitía los streamings particulares a través de teléfonos móviles y la imagen estática de @rtve ayer noche y recordando las miles de personas mientras leía titulares de esta mañana (que ya no encontrareis) del estilo de  “desalojan 20 indignados de la plaza Real”.

Grass se dirigía en un congreso de periodistas en Alemania y decía algunas cosas con mucha profundidad. Rescato solo dos ideas que reflejan la lucidez de la mirada y la llamada a la acción desde un periodismo comprometido con la realidad o realidades:

“En resumen se puede decir que el periodismo, del que al fin y al cabo se trata hoy, y que -si entiendo bien el lema de esta reunión- se quiere poner en entredicho, vive al día, se alimenta de sensaciones y no tiene tiempo o no se toma tiempo suficiente para iluminar el trasfondo de todo lo que, con intervalos cada vez más breves, nos sume en crisis duraderas.

Sin embargo -a pesar de consignas de silencio subliminales-, será necesario, mediante un periodismo concienzudo, llegar al fondo de las cosas, informando a la opinión pública sobre el ejercicio ilegítimo del poder de los lobbies. Ese poder amenaza la democracia mucho más que los peligros histéricamente invocados que, al estilo de Thilo Sarrazin, difunden espanto y miedo. Resta credibilidad a los parlamentarios y al Gobierno. Contribuye a que aumente la abstención electoral. Y como no se puede eliminar, porque las representaciones de intereses tienen su razón de ser, hay que establecer límites severos, aunque sea en forma de una milla prohibida en torno al Bundestag, a fin de mantener al ejército de presionadores a una distancia razonable. Tampoco es de recibo que haya políticos, entre ellos de alto nivel, que apenas se han liberado de su cargo como de un fardo molesto, ocupan puestos generosamente dotados en la dirección de consorcios y de asociaciones de intereses.”

“Quai D’Orsay: Crónicas Diplomáticas”, de Christophe Blain y Abel Lanzac.

Esta semana disfrutaba de un nuevo cómic de Christophe Blain; “Quai D’Orsay: Crónicas Diplomáticas”, muy recomendable. Me había prometido lecturas ligeras. ;D Brutal, a la altura de la temporada 4 de “The Wire” que gira entorno a las aventuras de la política en Baltimore (Aun no he comenzado con “El ala oeste de la casa blanca” pero lo haré esta misma semana gentileza de Enrique Sacanell)

Tripas de alta política, de esa que hacen los ministros de exteriores. Un personaje, que cuentan caricaturiza al famoso político francés Dominique Vilepin (uno de los coguionistas trabajo en su gabinete), obsesionado por lanzar ideas de calado de esas que mueven montañas y absolutamente por encima del bien y del mal y de lo que esta ocurriendo.

En un momento el padre de este recuerda a Kennedy y el famoso discurso en Berlin. Es como si fuera un mal generalizado, una especie de enfermedad contagiosa entre la clase política. Como entendiendo que los lideres carismáticos (vaya a usted exactamente que es eso) necesitan de acertar con las palabras, mover conciencias y estar en la vanguardia sin importarles quién les sigue, y eso es lo que ellos y ellas quieren ser.

“LEGITIMIDAD, LUCIDEZ, EFICACIA, TA CA TA CA TAC”  Se esfuerza en enseñar este personaje a la nueva incorporación a su gabinete. Una de las personas encargadas de redactar sus discursos.

Y hay personas buenas que hacen bien su trabajo y lo ves en algunas cosas, otros cavan agujeros dónde no solo se entierran ellos.

En la primera entrevista, con esta nueva incorporación, el ministro le ofrece ser el responsable de “el lenguaje” ;D. Y aquí engancho con otra lectura.

“No pienses en un elefante. Lenguaje y debate político” de George Lakoff.

Este aun no lo he terminado (Aquí tenéis un buen resumen por si no quereis leerlo entero). Llegue a el a través de mi amigo Roberto Cacho, es uno de los títulos del ebook y cuando tengo un rato le hinco el diente. Lo he probado lo suficiente para compartir algunas ideas que creo refuerzan la caricatura de este político. Rescato algunos subrayados para ver si juntos os pueden transmitir algo de su propuesta realmente interesante.

Reconoce dos “comportamientos políticos” y estos responden al tipo de padre que hemos tenido. (Hey, hey … a seguir leyendo…. ;D Es un resumen. El texto es mucho más certero). Dos grandes grupos; unos hijos de padres estrictos (parece que estos son mayoría) y otros hijos de padres protectores.

“Los conceptos –que estructuran nuestro modo de pensar a largo plazo- no son cosas que puedan cambiarse simplemente porque alguien nos cuente un hecho. Los hechos se nos pueden mostrar, pero, para que nosotros podamos darles sentido, tienen que encajar con los que está en la sinapsis del cerebro”

No es tan importante lo que realmente dices (y haces) si no si las palabras que utilizas se encuentran en los “marcos” de los votantes. Podemos llamar “ley de cielos limpios” a una iniciativa que ira en contra de la sostenibilidad medioambiental para acercar a personas con sensibilidad ecologista. Recordemos aquello de “libertad duradera” para anunciar la guerra contra Irak.

“La gente no vota necesariamente por sus intereses. Votan por su identidad. Votan por sus valores. Votan por aquellos con los que se identifican”

Grandes discursos para calmar y agradar mientras que, en lo importante, hacemos lo que había que hacer, lo que marca el guión.

Y cierro este post que podría volverse eterno citando a Eduard Punset.

“El viaje a la felicidad” Eduard Punset

El libro es interesante. Una amalgama de datos, familiaridad con amebas y hormonas microscópicas e ideas muy provocadoras.

Lo traigo aquí porque en el capitulo 6. Cuando escribe sobre “Las causas de la infelicidad en las sociedades complejas” transcribe una conversación con Robert Sapolsky realmente interesante. Comparto algunas líneas.

“En primer lugar, demuestran que el estatus socioeconómico determina en gran medida la salud; aunque un indicador aún más fiable que el estatus socioeconómico es el estatus socioeconómico subjetivo”

“La injusticia, el reparto desigual de la riqueza, es el mayor indicador de que los pobres tendrán mala salud”

“Lo que ocurre es que hace 20.000 años, los humanos inventaron la agricultura. Hasta entonces éramos cazadores y recolectores, y casi todos los estudios apuntan a que este tipo de sociedades eran extremadamente igualitarias. Pero cuando inventamos la agricultura, inventamos los excedentes, apareció la gente que quería controlar esos excedentes y, así surgió la jerarquía. En esencia, la invención de la pobreza significó encontrar una forma de dominar a un homínido descendiente de los primates como no había hecho ningún otro primate en la historia de este planeta. Hemos dado con un método que, simplemente, abusa de la gente.”

Siguen conversando. Hablan del impacto a través de las generaciones de esta experiencia de sentirte injustamente tratado por el poder y de alguna forma, y así lo he entendido yo, los caminos que marcan hablan de aumentar las posibilidades de elegir y en definitiva de participación. “… transformar el estado psicológico básico que subyace al sentimiento de falta de poder y de impotencia en nuestra sociedad.”

Eso están haciendo ahora mismo, como hacia tiempo que no ocurría, en las plazas de muchas ciudades y países.

Para leer algo con más sentido común y mejor hilado leéis por ejemplo a Subirats en este articulo de hoy mismo.

Si has llegado hasta el final… felicidades. ;D

4 comentarios para “Política; 15m, periodismo, lideres carismáticos, lenguaje y felicidad.”

  1. Isabel Iglesias

    Un post completito, eh? E interesantes enlaces. Realmente tenemos un complejo panorama por delante.

    Por cierto, excelente The Wire (me resultó inspiradora para escribir), y disfrutarás con El Ala Oeste de la Casa Blanca, tiene momentos estelares.

    Las vacaciones parecen aumentar tu habitual dinamismo. A seguir reponiendo fuerzas ;)

    Responder
    • asiergallastegi

      Las vacaciones son maravillosas. entre otras cosas me permiten leer… Jajaja Si el post es completito ;D Eran ideas que iba juntando durate la semana y no me he permitido digerir más ni partir las sensaciones. Para eso tenemos un blog, ¿no? “The wire” es maravillosa. Hay cortes que darían para varios posts. A mi me impresiono sobre todo la temporada que gira entorno al sistema escolar…. A ver si hoy comienzo con “el ala oeste”. Un abrazo Isabel! Buen descanso!!

      Responder
  2. Política; 15m, periodismo, lideres carismáticos, lenguaje y felicidad. « Planeta de información asociativa RAS

    […] Continue reading here: Política; 15m, periodismo, lideres carismáticos, lenguaje y felicidad. […]

    Responder

Deja una Respuesta