Miedo a escribir

Reconozco mis dificultades para escribir hoy. Leía hace unos días a Manel sobre las bonanzas del acto y las comparto. Disfruto de la lectura. Las palabras cosidas con maestría me tocan, me dan sentido, responden a parte de las preguntas, ponen la música que hace que mis pies bailen o se den cuenta de cual era la tonada que bailaban. Y eso es mucho, hoy seguramente sea de la sensaciones que más feliz me hacen.

Puedo achacar la pereza al tiempo estival. Son días raros estos del verano. Cato playa y bienestar temprano con lo que me es imposible desconectar por completo con la tarea y este malabarismo de proyectos interconectados que cobran vida con bastante autonomía en relación a mis necesidades. No soy un hombre especialmente preparado para las “trabacaciones” a pesar de mi condición de autónomo. Me cuesta engrasar la maquina que trabaja y descansa, necesito tiempo para llegar a cada engranaje, los principales y automáticos funcionan pero los más pequeños y encargados de los matices les cuesta un poco más de tiempo. ¡Me apasionan tanto mis proyectos!. ¡Disfruto tanto del descanso!

De vez en cuando retomo algunos posts de la hemeroteca, para eso están ordenados en sus categorías para que cualquiera, incluso quién los escribió, puedan volver a ellos cuando lo necesiten. Me leo y los matizaría. Algunos los borraría. Creo que sobre esto ya escribí también en el blog.

14597808800_49944ae518_o

(más…)

El arte (que no diseño) de la ponencia como exploradora de preguntas (2 de 2)

Quería escribir este post y surgió el anterior. Creía que podía ser de interés compartir esta estrategia de conversación apoyada en pequeños garabatos y después compartir parte de mi viaje más “interior” sobre esta propuesta.

Es carácter. Lo sé. No pretendo hacer apología. Hay tantas maneras de acercarnos al ciclo enseñanza/aprendizaje como personalidades. Y si tenemos dudas sobre esta afirmación miremos un aula, atendamos a la conversación en un claustro, saquemos el tema mientras tomamos una caña con amigos y amigas. Hace un año trabajamos en Buitrago convocados por la Fundación Claudio Naranjo sobre Eneagrama y Educación. Para mi fue realmente interesante la diversidad de la fotografía final.

Y en este momento podría unir mis necesidades personales con esta propuesta y sería un buen relato. Os propongo uno un poco más desapegado sin perder la perspectiva de esta parte de la casilla cero del juego que tanto tiene que ver con mi historia personal y que seguro resuena en algunas de vosotras.

Y aquí también podríamos elegir otro camino y es el de las evidencias como fuente para repensar la educación en esta fase de transición en la que nos encontramos. Ese es otro post con ideas ya en un pequeño mapa.

Compartía Jesús Cao en Facebook hace unos días esta frase; “El arte es un viaje de ida. El diseño un viaje de vuelta” de Cruz Novillo. La he leído muchas veces desde entonces y cada vez me conecta con algo diferente. Ahora con esa conversación sobre el viento de cara y de culo en el doble viaje de la Innovación; en contra y a favor. Y con esta nueva lectura rescato la importancia de ambos procesos; ida y vuelta, pregunta y respuesta.

Antihéroes por Susana Blasco
Antihéroes por Susana Blasco

(más…)

Corazonadas colisionando

“Cada vez más a menudo, sin embargo, le volvía la necesidad de escribir, y la carencia de un cuidado cotidiano con el que poner en orden pensamientos en la forma rectilínea de una frase. De un modo instintivo, entonces, acabó compensando esa carencia con una liturgia privada suya, que no le pareció que careciera de cierta belleza: empezó a escribir mentalmente, mientras caminaba, o echado en la cama, con la luz apagada, esperando la llegada del sueño. Elegía palabras, construía frases. Podía darse la circunstancia de que estuviera días persiguiendo una idea, llegando a escribir en su cabeza páginas enteras, que luego le gustaba repetir, a veces en voz alta. Habría podido, de la misma manera, hacer crujir sus dedos, o repetir ejercicios gimnásticos, siempre los mismos. Era algo físico. Le gustaba. (…) Por lo demás, aquella cautela obsesiva en su aproximación al mundo -aquella forma de anudarse los zapatos- no era tampoco muy distinta a escribir las cosas en vez de vivirlas -a demorarse en los adjetivos y los adverbios-, de manera que Jasper Gwyn tuvo que admitir para sus adentros que el abandono de los libros había generado un vacío al que no sabía poner remedio salvo elaborando liturgias sustitutivas imperfectas y provisionales, como colocar juntas frases en su mente o anudarse los zapatos con una lentitud de idiota” Mr Gwyn Alessandro Baricco 2012

(En este enlace tenéis algunos fragmentos de esta novela que os recomiendo como lectura de verano)
Estaba convencido de haber traído antes al señor Gwyn a este blog. Un ejemplo de como hay imágenes, experiencias, lecturas que a pesar de no haber cogido forma de post siguen resonando, funcionan como precipitadoras de cristales y aceleradoras de corazonadas.

corazonadas korapilatzen
(más…)

Decenas de posts no escritos

Tengo 40 minutos para escribir este post. Ya 39. Y además la sensación de robar tiempo al trabajo, a la tarea que no puede esperar. He abierto directamente el editor del blog. Quiero contar que a pesar del silencio sigo contando.

¿Donde van los posts que no escribo en mi blog? Siguen en mi. Actuan un poco menos. Son ideas fuerza pero menos. Cuando cogen forma de post las incoroporó a lo que sé. Las puedo seguir compartiendo. Me sirven para contar, acompañar. Para contarme, acompañarme.

Esta semana me he sorprendido matizandome, cogiendo distancia de algo que escribía. Me imagino que si reviso mi bitacora, incluso esos posts que comparto y cito, matizaría cientos de lineas e ideas. Escribir para afincar y también para contrastar los puntos de partida de las posadas temporales. Aun no hay recorrido para hablar de finales. Si tuviera que escribir un post para despedirme  que tenga, por favor, la lucidez de las letras de Oliver Sacks.

(más…)

Bilbao, #fororedca1 y cambio

El Sábado más de 4.000 personas nos reunimos en el barrio de San Francisco para celebrar la décima edición de “Arroces del mundo” una celebración de la autogestión, la interculturalidad y la vida de barrio.

Esto ocurre en la ciudad del Guggenheim. Un edificio fetiche en esto del cambio en las ciudades. Aquí, la propuesta de construcción arriesgada firmada por arquitecto de renombre, funcionó. Creo que es una opinión generalizada, yo pondría algunos matices, quizás tanto que me hicieran cuestionar la sentencia anterior. Fue el símbolo de un plan que acabaría con cualquier huella de industria en la urbe, tiñendo hasta ria y cielo.

Es que soy bastante conservador. Me gustan las tascas con solera, las especialidades caseras, que los pueblos y ciudades crezcan y evolucionen cuidando su patrimonio, que se reconozcan mientras cambian. A veces Bilbao ha ido demasiado rápido y separándose de su pasado, como si quisiera huir. Apenas dejando chimeneas y grúas.

Laidatxo por Karramarro

Hace 20 años mientras construían el museo de titanio yo estudiaba en la universidad de Deusto. No tenía un blog pero colaboraba en varias revistas. Recuerdo unas líneas en las que fantaseaba con que un meteorito cayera en el medio de ese amasijo de hierros protomuseo.

Ha pasado el tiempo. No han variado sustancialmente mis opiniones sobre el modelo de ciudad y cultura, además, por paradójico que parezca, … el edificio odiado me tiene hipnotizado. Me encanta mirar al atrio, descubrir nuevas perspectivas de los volúmenes,… También me produce una sonrisa que hoy siga frecuentando los pasillos de la universidad, esta vez como profesor colaborador.

El próximo 5 de Julio la red de consultoría artesana se pone de largo. Salimos de nuestros encuentros más privados para celebrar nuestro primer Foro abierto; una iniciativa dónde las personas que conformamos esto que llamamos REDCA compartiremos nuestra visión particular buscando contribuir a la construcción de una suerte de poliedro. Una red de personas, de experiencias, de recorridos, pasiones,… una red en la que rozarnos para entendernos mejor y matizar nuestro trabajo. Nodos libres e interconectados.

Y hablaremos de lo que cambia y lo que permanece. De lo importante de la rutina, de las resistencias como ejercicio para la supervivencia, del vértigo, de la inercia a querer controlarlo todo cuando el viento arrecia fuera,… Reflexionaremos sobre nuestra manera de acompañar a personas y organizaciones en este ejercicio de asimilación y acomodación continuo, en precario equilibrio. Conectados con el pasado, con atención plena en el presente para estar abiertos y abiertas al futuro que llega.

Gracias a la colaboración de la Deusto Business School compartiremos estas ideas en un marco insólito para un encuentro artesano hasta la fecha. No habrá virutas de madera entre las sillas, quizás algún sofá y décadas de historia de reflexión sobre las organizaciones y la economía en el ambiente. No me deja de resonar la idea de “caballo de Troya” artesano. Siendo también consciente de que muchas de las intuiciones que se recogen en la declaración artesana se comparten por muchas personas de la institución empeñadas en moverse en territorios frontera.

Nos vemos en unos días. No olvidéis pasaros por la web que hemos abierto para el evento y apuntaros. Y si os parece interesante difundir la información.

Garabatos en consultoria

garabatos_0

Garabatos en consultoria. Ultimamente dibujo… y además comparto lo que dibujo. Pongo en acción una de las destrezas que más tiempo me acompaña y que había olvidado. Y compruebo que aporta valor a mi manera de acompañar procesos.

garabatos_1

Un proceso o procesos de Escuchar, Bocetar, Mostrar y Conversar. Letras + Dibujos + Gráficos. Por cierto, no es graphic-recording. Hay amigos que lo hacen mejor.

garabatos_2

Acompañando mis procesos dibujando para MOSTRAR, REFORZAR Y COMPARTIR. Con un aliado de lujo; IPAD y dos aplicaciones, de momento, “Paper” y “Notability”.

garabatos_3Apoyan también mis presentaciones (Todas en mi perfil Slideshare). Solo confio en que no se me olvide hablar ni escribir.

garabatos_4Gracias a las personas que vieron mis dibujos y me animaron a experimentar. To be continued…

 

 

POLIEDRO de CONSULTORIA ARTESANA #REDCA5

Me ocurre en el ultimo tiempo que me cuesta parar, permanecer en una reunión, centrar mi atención en una sola cosa, mantener la atención sin apasionarme, observar sin ver dinámicas, … Así que durante el 5º encuentro artesano, hable un poco menos, dibuje 80 paginas en mi ipad y grabe y edite este video.

Ha pasado una semana y los compañeros y compañera de esta edición del encuentro “Consultoria Artesana” ya han hecho su cronica. Creo que una buena estrategia para afrontar este retraso en actualizar mi blog es contaros algunas cosas que he leido en sus casas.

(más…)

#galleteando #desdelorural

Hace unas semanas Paz Domínguez me enviaba un mensaje para pedirme mi dirección postal. Hace ya un tiempo que seguimos nuestras estelas mutuamente. Una relación llena de coincidencias, mensajes de complicidad, miradas hacia el mismo lugar,…

Esta tarde he recogido una caja a mi nombre en correos, al abrirla una caja llena de galletas personalizadas, galletas KORAPILATZEN.

¡Impresionante! Jajajaja Adjunto fotografias para trasladaros algo del momento. Estaba en familia, he tenido que proteger algunas para que no se las llevarán entre madre (la mia) e hijos (los que tengo a medias con mi chica).
¡Me ha encantado! ¡Genial!

IMAG5269

IMAG5271

IMAG5278

IMAG5276

IMAG5279

Detrás de esta dulce sorpresa están un grupo de mujeres de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche que se lanzan a un proyecto de autoempleo. Paz, Isabel y Susana forman el equipo inicial.

Hacen galletas, magdalenas glamurosastartastalleres presenciales y en línea. Los hacen por encargo, les dices cuál es tu deseo y se ponen a pensar y amasar.

Tenéis toda la información de este proyecto en su web. Un goloso ciberadicto como yo llevaba tiempo siguiendo el proyecto. Aunque nada es comparable con tenerlas en tus manos y probar a comerte el logo de tu proyecto profesional como acabo de hacer yo hace unos minutos. 😀 😀 😀

Enseguida he empezado a pensar en posibles usos de estas galletas personalizadas en proyectos concretos.

Me emociona que nombren la reflexión que compartimos en korapilatzen sobre empresa social para su propia definición como organización. Y además me alivia que en este camino se encuentren con otros amigos y amigas que lo tienen más claro y aportan algo más que dudas. 😀

¡¡¡¡¡¡MIL GRACIAS!!!!!

¡¡¡¡¡¡SUERTE!!!!!!

Eugenio Molini y la Participación genuina

Esta mañana he asistido a la presentación del esperado libro de Eugenio Molini sobre participación genuina. Hace años que sigo su trabajo. Durante mucho tiempo su blog fue un lugar de visita obligada. Mucha claridad en las propuestas y a la vez musica de curiosidad, pregunta y hambre por entender.

Nos conocimos personalmente en Girona en Junio 2010 en el marco de unas jornadas artesanas sobre noformación. Nos convocaba Manel Muntada. El encuentro tuvo varios colores; fue mi generoso anfitrión, nos peleamos tocando teclas de experiencias/herramientas y realmente me hipnotizo cuando dinamizo la parte final del encuentro.

No sabría decir exactamente que fue aquello que me toco. Fue sencillo, sin artificios,… Creo que fue el lugar que ocupo en toda la dinamica. Tañía sus campanillas para marcar los tiempos, proponía la dinamica y se mantenía en segundo (a veces tercer) plano. Nosotros fuimos construyendo nuestro panel lleno de postits con sentido y orientación.

Hace unos meses tuve la oportunidad de participar en una propuesta formativa facilitada por Eugenio en Eutokia. Disfrute muchísimo con la propuesta. Algo de tecnología de participación pero sobre todo mucho de reflexión sobre nuestro lugar en las organizaciones. Alinear nuestra tarea con nuestras necesidades más profundas buscando impactar en la construcción de un lugar más habitable es una de las imagenes que con más fuerza me resuenan. (más…)

Lecturas aPASIONadas; cocina

Acabo de terminar una trilogía. No, no es sueca ni negra ni esta llena de Trolls. Esta tarde he terminado de leer “Confesiones de un chef” de Anthony Bourdain que junto a “AU REVOIR. Comida, Vino y el Final de Francia” de Michael Steinberger  y “Los aprendices de hechicero” de Lisa Abend me han acompañado en las ultimas semanas. Tres libros muy diferentes pero girando entorno a la comida, los restaurantes, los productos, los platos y todo lo que acompaña al acto de alimentarnos y que no es “acto de alimentarnos”.

Soy así. Me gusta dar tres vueltas sobre las cosas que me gustan. Como cuando me enganché a las cámaras rusas analógicas, o a las cometas,… De los escrito y puesto en marcha con pasión aprendo todo. Es como si me conectase con duendes dentro de mis tripas.

Ya he contado en este blog alguna cosa sobre cocina. Hace unos meses compartí unos apuntes de un documental de Luis Andoni Aduriz en el Mugaritz. Cuando tengo tiempo me gusta ver programas de cocina. En el ultimo tiempo David de Jorge me abduce. Fue él el que recomendó la lectura de “Au revoir” en su programa Robin Food.

Una gozada de libro. Un ensayo pormenorizado y deliciosamente subjetivo de los porqués del declive de la cocina francesa; desde el 20% de IVA a la restauración, las restricciones para elaborar quesos con leche cruda, el sistema de medición de excelencia culinaria de las estrellas Michelin, la destrucción de los matices ante la standarización de los vinos y su sabor, los chefs empresarios que abandonan sus cocinas,…

Lo leía mientras escribía algunas ideas sobre pensamiento sistémico y me gusto ver el acercamiento del autor a un tema complejo desde todas, o casi todas, las caras del mismo. Aunque para que engañarme lo que más me gusto fueron las descripciones de los platos, de las experiencias,…

LOS APRENDICES DE HECHICERO. Los secretos y las historias más personales de elBulliDe la misma balda dónde localice este, unos días después, me hice con “Los aprendices de hechicero”. Es una especie de tapete de estos hechos con retales. Mezcla historias personales con cotidianos en la cocina, detalles de la invención de nuevos platos,… Me quedo con una anécdota en la que relata la única “reunión de creatividad” de la temporada. Adriá viene a decir algo así como “no funciona”. Uno piensa en un proceso absolutamente rico, participado y creativo para el resultado que intuye y en el libro se confirma continuamente esa otra parte de la innovación que es repetición y especialización.

Los aprendices llamaban la atención sobre el soberano aburrimiento de la experiencia y la sensación de estar conviertendose en grandes especialistas de algo que no van a repetir nunca más (por ejemplo esterificación de oliva)

Dos cosas más. La fuerza de las relaciones estrechas basadas en la confianza, tándems para la innovación les llamaría yo, y en el brutal objetivo común que da la sensación de estar haciendo historia.

CONFESIONES DE UN CHEF. Aventuras en el transfondo de la cocina (Nueva edición)Adriá aparece nombrado en los tres libros. En el ultimo de una manera despectiva. Habla del tono del libro “Confesiones de un chef”.  Es como haberle dado la vuelta al vinilo. Aquí todo lo que suena es “cara B” y esta muy bien. Me recordaba a esas ultimas rondas bien entrada la noche cuando acompañas a un amigo que acaba de salir de turno de algún garito de hostelería. Es como si hubiera construido un mundo paralelo. De ese mundo escribe el autor en un tono autobiográfico, aseverando sin parar aunque en las ultimas paginas recoja las excepciones cogiendo distancia. Me quedo con la pasión con la que decribe una cena con su jefe en Tokio y el recuerdo de la primera ostra que probo siendo un crío. Comparto:

“Ya todo fue diferente. Todo. (…) Supe que aquello era la magia hasta entonces solo dislumbrada entre las tinieblas, de la cual sólo era consciente a medias. Lo hice por retorcido. Había tenido una aventura, y todas cuantas la siguieron en la vida –la comida, la larga y muchas veces estúpida  búsqueda de la próxima experiencia, drogas, sexo o cualquier sensación nueva-, todas han sido fruto de aquel momento. En ese instante aprendí algo. Visceral, instintiva, espiritualmente –de alguna manera precursora también sexualmente- aprendí algo. No había vuelta atrás. El genio salto de la botella. Ahí empezó mi vida de cocinero, de maestro cocinero. La comida tenia poder. Poder para inspirar, asombrar, provocar, excitar, deleitar y deslumbrar. Tenía poder para hacerme gozar a mí y a los demás. Era una información valiosa”

Seguimos leyendo…  de cada viaje, de cada tema, aprendo, apunto,… y ese es parte de esta manera de entender el trabajo y la vida.

Página 1 de 3123