Ideas claves para seguir construyendo experiencias positivas en un un uso seguro y proactivo de Internet en el ámbito familiar

Me invitan desde Suspergintza elkartea para acompañar la jornada SAFER DAY el proximo dia 10 en Bilbao. El foco este año apunta al uso de las nuevas tecnologias en el contexto familiar. Esta invitación me llega mientras acompaño dos trabajos final de grado sobre temas similares de dos alumnas; Janire y Lucia, de Educación Social en la Universidad de Deusto.

Quiero compartir en el blog algunas ideas a modo de hipotesis sobre las que me interesa conversar. Además pìenso en una aproximación más visual, de recogida de información y reflexión personal que también comparto.

Por ultimo un video que grabo mi amigo Pablo Aretxabala de una pequeña charla que tuvimos la ocasión de celebrar en el Instituo de Aixerrota hace unos meses.

Estaré atento a vuestras aportaciones.

 

korapilatzen.com familia e internet

 

De “nativos” ni “inmigrantes” a “visitantes” y “residentes”

Hemos escuchado mucho hablar de nativos e inmigrantes digitales y esto situaba una brecha en el uso de las nuevas tecnologías desde un único dato; la edad. Si lo pensamos en clave de familia; nuestros hijos saben cosas que los padres y madres desconocemos. Esta imagen tiene fuerza (los pequeños se situarían en un lugar protagonista acompañando a sus mayores) y también sabemos que asusta a quienes piensan que como tutores debemos de ir un paso por delante.

David White hace más compleja y abierta esta descripción y habla de residentes y visitantes.

  • El residente es una persona que vive un porcentaje de su vida en línea.
  • El visitante es una persona que utiliza la web como una herramienta de una manera organizada siempre que sea necesario.

La propuesta hace hincapié en esta realidad como un continuo, una línea con dos extremos dónde una mayoría se encuentra en valores intermedios mientras que unos pocos hacen pequeñas incursiones a la web y otros permanecen gran cantidad de tiempo dejando un rastro digital importante.

Rescatando de un texto del mismo autor compartimos estas preguntas para reflexionar.

¿A Qué voy yo a la WEB?, ¿Qué estoy esperando alcanzar?,  ¿Qué lugar sirve mejor a mi propósito? , ¿Cuánto tiempo tengo la intención de quedarme?, ¿Tengo las habilidades que necesito?,  y ¿Soy feliz de estar e ir por mi cuenta, o si prefiero estar en compañía?

Conexión y desconexión

Cada vez pasamos más tiempos conectados a la red. Detrás de ese tiempo la actividad es muy diversa; escuchamos música, vemos una charla sobre un tema que nos interesa, leemos libros, dibujamos, escribimos ideas, conversamos con amigos y amigas, compartimos enlaces que nos interesan, ligamos, … Y siendo una actividad llena de actividades a veces la contraponemos con aquello que ocurre sin dispositivos e internet, otra realidad igual de rica de matices.

Dos ideas:

  • Ambos canales o estados (conectado o desconectado) pueden ser ricos, creativos, socializadores o todo lo contrario.
  • Es importante que rescatemos espacios, tiempos, actividad que nos ayuden a estar más presentes. Viviendo lo que ocurre en el aqui y ahora y dando lugar a la reflexión, a la conexión con nosotras, nuestro cuerpo,… Son importantes los momentos de silencio, de inactividad, de aburrimiento para crear nuevo, reestructurar lo vivido,…

¿Como cuidamos estos espacios?¿Es necesario acordar normas que limiten el tiempo de móvil, internet,… que nos permitan desconectar para conectar con nosotras? ¿Como usar las nuevas tecnologías para cultivar esta manera de estar más presente?

Educación en el uso y uso en la educación

Cuando pensamos en padres y madres e Internet invertimos mucha energía en la capacitación de los progenitores para entender un lenguaje que a veces parece alejado de su experiencia y su manera de entender las relaciones:

  • Hay por tanto un aprendizaje sobre el uso de las herramientas. Muchas veces esta tiene que ver con recoger escudos protectores ante la amenaza; filtros, seguridades,…
  • Habría otro aprendizaje que tiene que ver con entender qué cosas están cambiando gracias a (alguno dirán que “por culpa de”) internet y las redes sociales. Como se construye una identidad digital, que cosas que ocurrían antes en el barrio y en el patio de la escuela ocurren hoy en Instagram,… Descubriendo las diferencias, conectar con lo que ya sabemos y nos puede ayudar a acompañar situaciones habituales de encuentro y desencuentro más relacional.

Creemos que aún hay un tercer escalón igual de interesante o más. ¿Como usamos las nuevas tecnologías para potenciar los valores y aprendizajes que queremos ofrecer a nuestros hijos? ¿Como el trabajo en equipo? ¿Como la autonomía y autoestima? ¿Como aprender contenidos de una manera más divertida?

¿Que necesitamos para comprender el potencial de las Nuevas Tecnologías, Internet y estas redes? Cada vez la tecnología está más presente ¿Cual es el cambio en el que podemos contribuir para usar estos nuevos canales y sus potencialidades a favor de nuestros objetivos personales, crecimiento personal, formativo, profesional?

Exploración y pasividad

Este ámbito se parece al que separa a las personas como residentes y visitantes pero quizás desde un lugar más sencillo. Hay una dificultad que tiene que ver con padres/madres, profesorado y algún joven que han decidido que lo que ocurre en Internet y en redes sociales no les interesa. Entonces lo que ocurre en ese lugar es algo totalmente desconocido, va demasiado rápido, no entienden cómo y para qué puedes estar conectado con una masa de personas, para qué contestas tan rapido a una fotografía que te envían a un grupo de whatassapp,…

Hay algo de este mensaje que es interesante escuchar. Es gente “virgen”, una especie de antropólogo que se acerca a una tribu desconocida. Su mirada es interesante y sus preguntas a veces pertinentes.

Quizás la diferencia está en la manera de acercarse. No es importante que tengan perfiles y usen la tecnología, si es clave que entiendan algo de lo que ocurre para no contribuir a posiciones rígidas que terminen por hacer daño. Hay algo de actitud investigadora que será bueno en este ajuste. Defender otras realidades entendiendo que hay de interesante en este mundo y conociendo lo justo para vencer el miedo a lo desconocido y la construcción del enemigo por no conocer sus nombres y apellidos.

¿Hay un nivel mínimo de acercamiento a las nuevas tecnologías que sería recomendable para personas que reniegan o recelan de estas, internet y las redes sociales? ¿Como sería la negociación con estas personas?

Confianza y control

Hoy internet y las redes sociales son una suerte de plaza pública digital y global. Cuando juegas en el patio o en la plaza de tu barrio tus mayores te han repetido como cuidarte, como sentirte acompañada, dónde puedes ir y dónde no, a que edad podrás ir sola,… Hay un aprendizaje sobre el cuidado, la protección, las relaciones,… que se da de manera natural porque es algo que aprendimos también como hijos e hijas antes de ser padre o madre.

En esta manera de acompañar también hay personas que prefieren dejar cuatro ideas claras y luego confiar en el criterio y la capacidad de vivir experiencias y compartirlas. Otras personas se acercan desde una necesidad de control mucho mayor. En el extremo hacen de sus hijos gente sin capacidad de maniobrar y decidir por sí solas. También hay un extremo en quienes en un exceso de dejadez no hablan nunca con sus hijos e hijas.

Imaginándonos una línea con dos extremos también sabemos que habrá momentos para experimentar o usar lugares más cercanos a un extremo y a otro en función de las circunstancias, edad, contexto,… Sabiendo que los lugares intermedios que combinen una energía y la otra son la clave para una mejor educación.

Lo mismo ocurre en el manejo o relación con las nuevas tecnologías. Sabiendo que somos personas muy diferentes entre nosotras para mi la pregunta es; ¿cómo garantizamos que haya un acompañamiento lo suficiente segurizante y libre para que podamos explorar y aprender de estas experiencias y si fuera necesario contar con la compañía de tutores adultos en este proceso?

Hay dos claves que considero importantes:

  • Es imposible saber todo de tu hijo o hija. Podemos seguir sus perfiles en redes sociales y saber mucho más de ellos. Esa es una decisión. También creo que ciertos discursos del miedo buscan invadir espacios en Internet que los jóvenes consideran atractivos por estar libres de adultos.
  • Necesitamos generar la confianza y la cercanía suficiente para que si ocurriera cualquier dificultad en estos espacios o en otros puedan sentirnos abiertos y preparados para ser escuchados y acompañados.

¿Que conversaciones, actividades, respuestas construyen esa relación de confianza donde puedan darse estos espacios para el acompañamiento y el aprendizaje? ¿Como pueden ser los tutores fiables en aspectos relacionados con lo que ocurre en espacios digitales? ¿Como podemos los jóvenes tranquilizar a nuestros adultos o mostrar parte de nuestra responsabilidad también estos entornos?

Deja una Respuesta