Aprendiendo a construir una mirada sistémica

Este es un tema que me ocupa algunos ratos en el ultimo tiempo. He facilitado ya unos cuantos talleres dónde trabajamos esta mirada como contenido y perspectiva más metodológica y sigo buscando una mejor manera.  Me volvía el tema esta mañana mientras asistía a los primeros pasos en este mundo de algunas personas participantes en el taller de Jan Jacob Stam organizado por María Carrascal.

El autor mirando realidades desde la Instamatic

El autor mirando realidades desde la Instamatic

Cuando pienso en mirada sistémica, sabiendo que hay diferencias entre los enfoques más sociológicos de los biológicos o de los de la psicoterapia, recupero algunas ideas que considero clave. Desde esta mirada:

  • Entendemos que las unidades en las que intentamos dividir la realidad mediante el análisis vuelven a unirse construyendo sistemas y subsistemas dónde el movimiento de cada uno de estos elementos afecta al resto.
  • Crecemos cuando integramos una información nueva que en su primer impacto nos desequilibra. A veces decidimos quedarnos como estamos rechazando los nuevos datos.
  • La suma de elementos no configuran una relación concreta, el proceso y la estructura que se genera son las que determinan los resultados.
  • Desenfocamos del detalle para apreciar los movimientos más  colectivos.
  • No damos relevancia al dato puntual si no sus repeticiones a lo largo del tiempo y los patrones que se van construyendo como inercias conocidas y replicadas una y otra vez.
  • En cada una de las partes del sistema resuena información de su conjunto.
  • Los conflictos y lo disruptivo, a veces actitudes y movimientos personales o de una parte del sistema, son síntomas de un
  • Lo que parece una dificultad paralizante puede estar siendo una solución para otro problema en el sistema.
  • A veces actuamos por lealtad a otras personas y visiones parciales, actuales o pasadas, en la organización sin ser conscientes de ello.

En el año 2002 terminé la formación de psicoterapia sistémica en la Escuela Vasco Navarra de Terapia Familiar. Ha pasado mucho tiempo, se mezclan recuerdos, algunos más nítidos que otros. Fue en estos años de formación dónde conecté por primera vez y de manera definitiva con esta manera de acercarme a la realidad.

Era la época de las transparencias y los retroproyectores. Mi primer acercamiento fue así. Circuitos cerrados y autorregulados de maquinas de vapor, cibernética de primer orden, segundo orden, Watzlavick y las paradojas, … Mirar desde este lugar no fue tan fácil como tragar la píldora roja y seguir al conejo blanco. Fueron años en los que además de escuchar y mirar transparencias:

  • Reflexionamos sobre nuestra familia de origen. Era sistémica familiar lo que abordábamos y ser conscientes de nuestros patrones, mitos y tabúes fue encarnar y ser conscientes en propias carnes de aquella teoría.
  • Leímos, yo un poco menos de lo que debía pero me voy desquitando con el paso de los años. Textos clásicos y más actuales. Muchas veces descubrías ideas que esbozabas desde la experiencia pero no acababas de redondear. Era mágico.
  • Veíamos videos y comentábamos las mejores jugadas. Hay miles de horas de intervenciones sistémicas con familias. Hecho de menos este material con trabajo en organizaciones y equipos de trabajo. Quién se anime a lanzar un proyecto que documente esta manera de trabajar que cuente conmigo.
  • Y por ultimo entrábamos en sesión de manera supervisada. Espejo unidireccional y teléfono para transmitir ideas que encontraba el equipo de fuera y el tutor. Estas sesiones se grababan y eran material para seguir aprendiendo.

Así fuimos tomando a sorbos esta píldora roja diluida. Quizás en el post de la semana que viene, confiando que el lunes, exploramos las formas en las que andamos trabajando en el ultimo tiempo para alcanzar los mismos objetivos.

3 Responses to Aprendiendo a construir una mirada sistémica

  1. Querido Asier, anotemos estas reflexiones para nuestra instancia sobre pensamiento sistémicoen la IOCTI. Y por las dudas llévate unas píldoras rojas para compartir… Saludos. Laura de Uruguay.

    • Bienvenida compañera Laura :D. Lo de las pildoras… igual mejor no cruzar fronteras con pildoras en los bolsillos. Si, voy a seguir investigando un poco sobre este tema en las próximas semanas así que seguimos compartiendo. Besazo.

  2. Gracias, una vez más, Asier, por este compartir que en jerga literaria se acerca a la escritura automática, la escritura a chorro = con filtro bajo de hemisferio izquierdo… tecleado desde las vísceras, la pulsión no exenta de criterio y conocimiento ;-D

    Post inspirador, enriquecedor.
    Te sigo…
    Ojalá saques tiempo y ganas para compartir más, tras el taller con Jan Jacob…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>